Terapias naturales, ¡prepara tu piel para el verano!

Publicado en Blog
terapias naturales para cuidar tu piel

Los aceites esenciales y las flores de Bach son algunas de las terapias naturales que pueden serte de gran ayuda si quieres preparar tu piel para el verano. Te ayudarán a mejorar la celulitis y la flacidez, favoreciendo la circulación y estimulando el sistema linfático y la eliminación de toxinas.

Se acerca el verano, tenemos más horas de luz y muchas ganas de disfrutar al aire libre. Es un buen momento para hacer ejercicio en el exterior, conectar con la naturaleza y preparar nuestro cuerpo y mente para las ansiadas vacaciones. ¡Las terapias naturales pueden serte de gran ayuda!

Para vernos radiantes por fuera debemos cuidar tanto el interior como el exterior.

A través de la alimentación de temporada podemos deleitarnos y depurarnos a la vez con alimentos nutritivos. Todavía podemos disfrutar de los espárragos blancos como aliados diuréticos y ya comienzan a aparecer las sabrosas cerezas, nectarinas y ciruelas, cargadas de vitamina C y pigmentos antioxidantes.

En contacto con la naturaleza, exuberante en esta época, podemos realizar todo tipo de ejercicios y prácticas de relajación, respiración y conexión con nuestra Esencia.

También podemos mimarnos aplicando cremas y aceites esenciales sobre nuestra piel.

Cambios hormonales, problemas circulatorios, el estrés, la acumulación de toxinas medioambientales, el estreñimiento, una alimentación inadecuada y el sedentarismo, entre otras circunstancias, favorecen que el aspecto de nuestra piel no sea de nuestro agrado.

En el campo de las terapias naturales, podemos añadir algunas flores de Bach a una crema base de calidad para aprovechar sus efectos a nivel local. Chicory, esencia de energía femenina, contribuye a liberar la retención y congestión de la piel con celulitis, apoyada en su efecto por Crab Apple y Willow. Centaury, Olive o Clematis aportan energía para favorecer la circulación local y Horbeam estimula el tejido conectivo reduciendo la flacidez. Si existe “piel de naranja”, desorganización del tejido fibroso con aspecto irregular en la piel, añadiremos Star of Bethlehem.

Terapias naturales para cuidar tu piel

Los aceites esenciales son otro gran apoyo para nuestra piel. Podemos utilizarlos en forma de baños con sal marina. Previamente conviene exfoliar la piel con un cepillo de cerdas naturales para activar la circulación y facilitar la penetración de sus componentes.

Antes de hacer ejercicio y antes de acostarte aplica un masaje con aceites esenciales diluidos convenientemente en un aceite vegetal orgánico como el aceite de almendras o de jojoba.  Podemos utilizar los aceites esenciales de romero, pimienta negra, ciprés, geranio, limón y pomelo, entre otros.

Estimulan el sistema linfático, aportan fuerza a los capilares, aumentan la circulación sanguínea local y la depuración de las toxinas acumuladas. Si deseamos favorecer el tono muscular añadiremos también el de hierba limón.

Además, no debemos olvidar beber abundante cantidad de agua de buena calidad para ayudar a eliminar las toxinas movilizadas. Si le añadimos unas gotas de la mezcla Citrus Fresh +  de Young Living, que contiene aceite esencial de naranja, clementina, mandarina, pomelo, limón y hierbabuena, le daremos un increíble estallido de sabor al agua y nos ayudará con la limpieza desde el interior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Blanca Beorlegui