Flores de Bach y aceites esenciales: aportando luz a la oscuridad

Publicado en Blog
Flores de Bach en Navarra

El aislamiento social, la incertidumbre y el miedo que han protagonizado nuestras vidas en los últimos meses han llevado a muchas personas a un pozo oscuro de díficil salida. Las flores de Bach y los aceites esenciales pueden ser de gran ayuda. Para conectar con nuestra verdadera esencia y devolvernos una actitud positiva, regresando a la luz y recuperando la alegría de vivir.

El aislamiento social y los cambios de hábitos en nuestra sociedad, acostumbrada a las celebraciones, festejos, viajes, encuentros, besos y abrazos han provocado emociones muy diversas en la población. Desde el miedo y la preocupación a la incertidumbre, la soledad y la tristeza.

Para algunas personas ha supuesto una reflexión y un punto de inflexión en sus vidas, una experiencia nueva de la cual obtener un aprendizaje. En otros, la pérdida de relaciones, contacto, sonrisas y de seres queridos ha llevado a la conexión con una parte oscura y difícil de transitar.

La tristeza es una emoción básica que nos facilita la introspección y nos permite analizar de manera constructiva la situación que la ha generado. En ocasiones se prolonga en el tiempo y puede acompañarse de apatía, pérdida de energía e interés por la vida, falta de concentración, alteración del sueño, sentimientos de culpa o irritabilidad. Esto puede llevar en algunos casos a un vacío y desconexión entre el alma y la personalidad. Una sensación de caer en un pozo oscuro de difícil salida.

Flores de Bach, conecta con tu verdadera esencia

Afortunadamente, la naturaleza nos ayuda a conectar con nuestra verdadera Esencia. Las flores de Bach y los aceites esenciales nos facilitan esta búsqueda interior. Nos permiten reconocer las situaciones no deseadas y afrontar nuevos retos con ilusión, como parte del aprendizaje de la vida.

En esta época de primavera podemos ver los campos rebosantes de flores amarillas de la planta Mostaza, Sinapsis arvensis. La esencia floral del Dr. Bach Mustard, obtenida de estas flores nos permite, sin escapar de la tristeza, vivir el recogimiento que nos repone de dolorosas pérdidas. De esta forma, podremos regresar a la luz, a la alegría de vivir, que no es más que la reconexión con nuestro Ser Superior.

El Dr. Bach dijo de Mustard: “Para quienes están expuestos a tener periodos de tristeza y desesperación. Como si una nube fría y oscura los envolviera y obstruyera el paso de la luz ocultando el gozo de vivir; puede que les sea imposible encontrar una razón justificada o una explicación válida para tales episodios y, bajo esta condición, les es casi imposible aparecer alegres y joviales”.

Aceites esenciales de cedro

Aceites esenciales, recomendados para decaimiento y dificultades

Por otra parte, los aceites esenciales son también grandes aliados en estos trances. Entre tantos que podría nombrar, el aceite esencial de Naranja activa la alegría y las ganas de vivir, fomentando una actitud positiva ante los retos.

El aceite esencial de Incienso nos ayuda en estados de desesperación, favoreciendo la conexión con nuestra alma.

El aceite esencial de Madera de cedro aporta consuelo, cobijo, sostén y fortaleza en tiempos difíciles y el de las flores de Ylang Ylang alivia el dolor emocional, mejora la autoestima e incrementa la intuición abriendo la mente a otros puntos de vista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Blanca Beorlegui